Efectos indeseables de los antiinflamatorios

Cuando se va a empezar tratamiento con estos medicamentos se advierte que pueden tener consecuencias negativas. ¿Por qué son tan temidos? ¿Cuáles son los efectos indeseables de los antiinflamatorios?

Si no te suenan, son medicamentos que se usan habitualmente para el dolor. Por ejemplo, por problemas en las articulaciones como la artrosis, o para un dolor de muelas.

Son ampliamente consumidos. De hecho en 2019 en el ranking de más consumidos ocupa un segundo puesto un tal Enantyum® (dexketoprofeno) y un noveno puesto un tal Ibuprofeno.

Aquí voy a repasar de dónde viene su mala fama y por qué en ciertas personas habría que decantarse por otras opciones.

¿Qué son y como funcionan los antiinflamatorios?

Son medicamentos que como su nombre indica reducen la inflamación. La inflamación es una respuesta fisiológica del organismo, como la fiebre.

El ejemplo más evidente de inflamación lo tenemos cuando nos damos un golpe superficial. La zona afectada se pondrá colorada, caliente, hinchada y nos dolerá. Además si es un dedo, tendremos dificultad para doblarlo.

Esta respuesta trata de aumentar la llegada de sangre a la zona golpeada para repararla. Pero trae consigo un daño colateral que toleramos peor, el dolor.

Las migrañas son otro ejemplo de dolor por el que recurrimos a estos medicamentos

Los anti inflamatorios combaten ese dolor interrumpiendo una de las vías de la inflamación. Impiden que funcionen unas enzimas llamadas ciclooxigenasas. Para abreviar se les llama COX 1 y COX 2.

Estas COX producen prostaglandinas que tienen entre otras funciones ser responsables de la inflamación.

También relajan el músculo de los bronquios, dentro de los pulmones, protegen la mucosa del estómago del ácido y a nivel vascular, en el endotelio favorecen que fluya la sangre, dilatando las arterias y mediando entre las plaquetas para que no se apelotonen.

Otra de sus funciones la realizan a nivel renal. El riñón además de filtrar la sangre y depurarla de sustancias de desecho se encarga de mantener el volumen de líquidos y la presión arterial en unos niveles.

Así que estas pastillas que en principio interrumpen a las COX para librarnos del dolor de paso interrumpen un montón de funciones más.

¿Cuáles son los efectos indeseables de los antiinflamatorios?

En este punto aclaramos que nos referimos a un tipo concreto de antiinflamatorios que se llaman AntiInflamatorios No Esteroideos, por siglas AINES.

Esto es para distinguirlos de los corticosteroides o corticoides, que también tienen efectos indeseables pero no me voy a meter con más medicamentos en este artículo.

De los efectos indeseables de los antiinflamatorios no esteroideos, llamados AINES para los amigos, el más frecuente es la afectación y ulceración posterior de la mucosa digestiva.

El principal problema suele ser el dolor de estómago, que puede complicarse con úlcera gastroduodenal

De ahí que muchas personas no los toleren porque se notan literalmente un agujero en el estómago. Por eso es habitual que se tomen junto con un protector de estómago, como el omeprazol.

Como esto era un problema frecuente que afectaba mucho a la tolerancia de estos fármacos se inventaron los AINES que solamente bloqueasen la COX-2. Al dejar en paz a la COX-1 se reducían los efectos indeseables a nivel estomacal.

El problema es que se potenciaban los cardiovasculares. Como hemos dicho las prostaglandinas están presentes en más lugares. A estos AINES más selectivos se les apellida coxibs.

Sobre el riñón aumentan la presión arterial, pueden deteriorar el filtrado del riñón y favorecer la retención de líquidos. A parte de lesionar el riñón esto puede llevar a sobrecargar el corazón. El corazón trabaja peor y puede descompensarse una insuficiencia cardíaca.

Actúan también sobre la circulación a nivel del endotelio. Es la superficie de los vasos, donde favorecen las trombosis aumentando el riesgo de los infartos.

Los músculos de los bronquios, que también dependen de las prostaglandinas, se contraen y se pueden producir crisis en personas con asma.

¿En quiénes son más probables los efectos indeseables de los antiinflamatorios?

El riesgo de que haya un sangrado digestivo evidentemente es más alto en personas con mayor riesgo. Por ejemplo, quienes ya hayan tenido un sangrado digestivo.

También lo serían personas con elevado consumo de alcohol. Además de los ancianos o aquellos que estén tomando otros medicamentos que pueden lesionar la mucosa, como la aspirina.

Una persona que tenga ya hipertensión arterial salvo que la tenga bien controlada no debería tomarlos, y en ese caso debería vigilarla mientras durase el tratamiento.

En mayores de 65-70 años, especialmente si tienen cierto grado de insuficiencia renal o hipertensión arterial deberíamos apostar por otra alternativa para el dolor salvo que fuese muy necesario.

En personas mayores con problemas renales, hipertensión o enfermedades de corazón mejor usar otras opciones, si es posible

Y en personas con problemas de corazón o antecedentes de infarto, ictus u otras trombosis habría que descartar los inhibidores selectivos de la COX-2, los coxibs, como celecoxib o etoricoxib.

En definitiva, hay que ser conscientes de los riesgos que conllevan estos tratamientos. Deberíamos usarlos con conocimiento de nuestro médico si pertenecemos a uno de los grupos de riesgo anteriores.

En el caso de que el riesgo no compense será mejor optar por otras alternativas como el paracetamol o el metamizol.

Todas las sustancias son venenos, no existe ninguna que no lo sea. La dosis diferencia un veneno de un remedio.

Paracelso

Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte los próximos, así como otras novedades, puedes suscribirte aquí a mi lista de correo

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ya casi estamos...

Introduce tu nombre y correo electrónico para que pueda enviarte la guía gratis

PABLO GARCÍA GARCÍA es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fines y legitimación del tratamiento: suscripción al blog informativo (por consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener la suscripción al blog.
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al usuario: derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos: info@cardiodonbenito.com.

Hola, bienvenid@ ¿puedo ayudarte?

Descarga gratis mi guía para pacientes sobre síntomas y signos en Cardiología y resuelve las dudas más frecuentes que me suelen consultar.

PABLO GARCÍA GARCÍA es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fines y legitimación del tratamiento: suscripción al blog informativo (por consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener la suscripción al blog.
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al usuario: derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos: info@cardiodonbenito.com.