¿En qué consiste una cardioversión eléctrica? ¿Qué es un desfribrilador?

A fulanito le dieron un chispazo y le quitaron la arritmia. Eso se suele decir para referirse a una técnica que se conoce como cardioversión eléctrica. ¿Y en qué consiste una cardioversión eléctrica?

¿Es peligrosa? ¿Cuándo se realiza? ¿Se puede hacer varias veces? ¿Es muy complicada de hacer?

Pues vamos a hablar un poco de electricidad.

Orígenes de la desfibrilación

En el año 1956 el norteamericano Paul M. Zoll, un extraordinario investigador y cardiólogo, fue el primero en utilizar una carga eléctrica externa para terminar con una fibrilación ventricular.

En esa época se conocía que estos ritmos eran causa de muerte súbita cardíaca durante cirugías, en el curso de un infarto agudo de miocardio, o como consecuencia de ciertos fármacos.

En 1960 también demostró que podía utilizar la cardioversión eléctrica para controlar ciertos tipos de arritmias supraventriculares como la fibrilación auricular o el flutter, así como taquicardias ventriculares.

Paralelamente se desarrollaron monitores de ritmo cardíaco que muestran las oscilaciones de las diferentes ondas del electrocardiograma con sus clásicos pitidos que tanto conocemos de las películas. Hoy día están presentes en unidades de críticos, quirófanos, urgencias, etc.

Los monitores son un clásico del cine con su «bip-bip» y el pitido largo cuando el corazón se para «piiiiiii»

Estos aparatos también tienen la capacidad de administrar energía eléctrica a través de unos electrodos que se colocan en el pecho y pueden capturar el ritmo cardíaco del corazón. Se llaman monitores desfibriladores.

Diferencias entre cardioversión eléctrica y desfibrilación

Podemos utilizar breves descargas eléctricas, aplicadas en el tórax para poder revertir distintas arritmias. La electricidad pasa al organismo aplicada desde unas palas, pegatinas o electrodos que se colocan sobre la piel.

Algunas arritmias como la taquicardia ventricular o la fibrilación ventricular provocan paradas cardíacas y son por tanto una emergencia vital.

Una parada es una emergencia que depende mucho del tiempo hasta la reanimación y hasta localizar un desfibrilador

Cuando el paciente no tiene pulso, está inconsciente y en el monitor hay una arritmia que tiene al corazón sin bombear sangre lo primero es hacer masaje cardíaco e insuflar aire en los pulmones con la secuencia de 30 compresiones y 2 ventilaciones.

Después habrá que observar el monitor. Si hay arritmias de las que paran el corazón, aplicar energía eléctrica permite rescatar al corazón de la parada, restaurando el ritmo normal. Esto es lo que se conoce como desfibrilación.

La cardioversión es la administración de energía pero cuando el corazón no está parado. Habrá entonces una arritmia que queremos que cese. Aplicamos energía pero va sincronizada con el ritmo que tengamos, ya que un choque no sincronizado puede provocar una fibrilación ventricular.

O sea que la diferencia es que la desfibrilación es sobre el paciente inconsciente en medio de la reanimación cardiopulmonar. Mientras tanto la cardioversión es aplicar energía eléctrica para terminar con una arritmia, pero el corazón está latiendo, tiene actividad mecánica efectiva.

Funcionamiento del monitor desfibrilador como marcapasos externo

También se puede utilizar el monitor desfibrilador como marcapasos externo. En lugar de aplicar un solo choque de alta energía, administra corriente de forme periódica para tomar el mando del ritmo cardíaco. Lo hace con las pegatinas, de forma externa.

Esto es útil cuando el corazón no es capaz de generar sus propios estímulos para latir por sí mismo o va demasiado despacio. También cuando genera el ritmo pero hay bloqueos en el sistema de conducción que lo frenan.

Lo que hace el monitor es simular los latidos cardíacos. Lo hace administrando la energía necesaria para capturar las paredes de los ventrículos y hacer que el corazón lata cada vez. Con ello se mantiene el ritmo un tiempo hasta que se pueda poner un marcapasos transitorio, con cables internos.

¿En qué consiste una cardioversión eléctrica?

Pues se hace cuando queremos lograr el ritmo cardíaco normal porque tenemos una arritmia que está causando problemas. El éxito de esta técnica depende mucho de que esté correctamente indicada y se realice de forma adecuada.

Como estamos aplicando energía eléctrica a través del tórax lo primero es dormir al paciente y usar fármacos para el dolor. Se coloca un monitor para ver el ritmo. Además se registra la tensión arterial y se asegura un buen flujo aéreo, controlando el nivel de oxígeno en sangre.

Tras monitorizar lo primero es sedar al paciente con medicación intravenosa

Una vez dormido y analgesiado se realiza la cardioversión eléctrica que consiste en administrar un choque de energía de entre 50 y 360 Julios a través de dos electrodos que se colocan debajo de la clavícula derecha y de la tetilla izquierda.

Se puede repetir el choque hasta que sea efectivo, generalmente hasta un máximo de tres intentos. A veces se utilizan fármacos previamente para mejorar las probabilidades de éxito de la cardioversión.

Es una alternativa segura, con muy bajo riesgo de complicaciones y con una efectividad alta, cercana al 95% en el caso de arritmias ventriculares y entre el 70-80% en arritmias supraventriculares.

Desde luego es más efectiva que utilizar fármacos antiarrítmicos y a menudo también más segura. No obstante es un procedimiento que requiere sedar a la persona y es más agresivo que poner medicación.

¿Por qué falla a veces?

El procedimiento puede fallar, es decir, que no seamos capaces de restaurar el ritmo normal. Esto depende de la localización de los electrodos, de la energía que se utilice, de la talla de la persona, o de otras condiciones como que haya un hipertiroidismo.

A largo plazo, sobre todo en la fibrilación auricular, el éxito depende del tamaño de la aurícula y del tiempo que lleve con la arritmia. Ciertas enfermedades de las válvulas o cuando hay mucha retención de líquidos por insuficiencia cardíaca también afectan a su efectividad.

Siempre es mejor para evitar complicaciones y aumentar la efectividad minimizar el tiempo y el uso de ciertos medicamentos, sobre todo en asociación. Estos cócteles de antiarrítmicos pueden ser peligrosos porque deprimen el ritmo del corazón o porque en el caso de la digoxina pueden precipitar otras arritmias graves cuando realizamos la cardioversión.

Es bueno entender en qué consiste la cardioversión eléctrica y que es una alternativa segura y efectiva para el cese de arritmias, al menos de forma transitoria, permitiendo estabilizar el ritmo cardíaco.

Por otro lado el uso de desfibriladores salva anualmente 10000 a 15000 vidas en nuestro país.

Por eso, la formación en maniobras de resucitación y la disponibilidad de monitores desfibriladores es una combinación que puede salvar más vidas que la más sofisticada de las cirugías o el más caro de los medicamentos.

Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte los próximos, así como otras novedades, puedes suscribirte aquí a mi lista de correo

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

2 respuestas

  1. Muchísimas gracias por cada uno de tus artículos, pero sobretodo por éste en concreto. En aspectos tan complicados como estos, es de agradecer que sepas expresarte con un lenguaje claro y fácil.

    1. Aurora, te agradezco mucho este comentario. Cuando escribo intento simplificarlo todo en la medida de lo posible. Sin embargo, a veces es inevitable que me salga la «vena médica» y se me escapen vocablos rarunos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ya casi estamos...

Introduce tu nombre y correo electrónico para que pueda enviarte la guía gratis

PABLO GARCÍA GARCÍA es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fines y legitimación del tratamiento: suscripción al blog informativo (por consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener la suscripción al blog.
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al usuario: derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos: info@cardiodonbenito.com.

Hola, bienvenid@ ¿puedo ayudarte?

Descarga gratis mi guía para pacientes sobre síntomas y signos en Cardiología y resuelve las dudas más frecuentes que me suelen consultar.

PABLO GARCÍA GARCÍA es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fines y legitimación del tratamiento: suscripción al blog informativo (por consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener la suscripción al blog.
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al usuario: derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos: info@cardiodonbenito.com.