¿Qué es un ecocardiograma transesofágico?

En anteriores entradas he hablado de pruebas de cardiología. En este caso toca hablar sobre el ecocardiograma transesofágico.

Una prueba que llamamos invasiva, porque implica introducir una sonda en el esófago, que es molesta, pero no cruenta.

De anteriores entradas hemos visto que el ecocardiograma permite estudiar el corazón, su movilidad, el funcionamiento de las válvulas y medir también los grandes vasos que salen de él.

Sin embargo, hay situaciones en las que, por la anatomía de la persona, las imágenes no son de suficiente calidad. O necesitamos completar la información del ecocardiograma transtorácico.

En esos casos, tenemos que recurrir a esta técnica. Y cuando te dicen que te tienes que tragar una sonda, muchos ponen cara de susto.

¿En qué situaciones hay que pasar por ese mal trago? ¿Cómo se hace? ¿Qué complicaciones puede haber? Aquí se viene artículo sobre ecocardiograma transesofágico.

En la vida hay tragos que son más o menos agradables

Recordando el ecocardiograma transtorácico

Como ya comentamos aquí, el ecocardiograma es una prueba que utiliza los ultrasonidos para estudiar el corazón. La ecografía es una prueba muy buena para distinguir sólidos y líquidos. El corazón está relleno de líquido. También un bebé está nadando en líquido. Y la vesícula está llena de jugos biliares. En todas esas situaciones son útiles los ultrasonidos.

Además, los ultrasonidos son inofensivos al atravesar nuestro cuerpo. Y una sonda se maneja relativamente bien, es portátil, pudiendo utilizarse a la cabecera del paciente. Otras técnicas como la resonancia o la tomografía requieren llevar al paciente a una sala de rayos.

Volviendo al corazón, el ecocardiograma estudia fundamentalmente como se mueve el corazón y las corrientes de sangre en su interior. Durante cada latido sale sangre porque unas válvulas se cierran y otras se abren. Igual pasa durante la fase en la que se llena.

Por ejemplo, con ecocardiograma vemos si una parte no se mueve bien porque haya sufrido un infarto. O si una válvula no se cierra bien, porque sea insuficiente, o no se abre lo suficiente porque sea estrecha.

El ecocardiograma transtorácico es la herramienta inicial para visualizar el corazón

¿Por qué usamos ecocardiograma transesofágico?

El ecocardiograma transtorácico se realiza pasando una sonda con gel por el pecho izquierdo del paciente, que es donde suele estar el corazón, según los que saben de esto. Pero entre la sonda y el corazón hay elementos que pueden distorsionar la imagen.

Cuando la imagen no es de buena calidad decimos que el paciente no tiene buena ventana. Eso es que no vemos ni jota. Suele pasar cuando el paciente es muy obeso. También en personas con deformidades de la caja torácica.

También tras ciertas cirugías, como las de la mama. Otra causa de mala ventana es el aire. El atrapamiento de aire en los pulmones sucede en personas con enfermedades respiratorias como el enfisema o la EPOC.

Cuando un paciente tiene mala ventana tenemos la opción de recurrir a otra prueba de imagen como la resonancia cardíaca. O bien, recurrimos al ecocardiograma transesofágico. En ocasiones, aunque la ventana sea buena, nos hace falta completar la información como en algunas valvulopatías o cardiopatías congénitas.

También es una técnica muy utilizada ante la sospecha de endocarditis.

Cuando avanzamos una sonda hasta el esófago vemos muy bien el corazón. Esto es porque esófago, estómago y corazón están muy cerca, casi en continuidad. Al no interponerse estructuras la imagen que obtenemos es de mayor calidad.

Los grandes fumadores con problemas respiratorios tienen mala ventana porque los pulmones atrapan aire y el aire interfiere con los ultrasonidos

¿Cómo se realiza?

El paciente tiene que venir con el estómago vacío 6 horas previas, aunque en situaciones de urgencia pueden ser válidas 2-3 horas. Se suele tumbar de lado y es muy importante comprobar y explicar la pertinencia de la prueba, para obtener la máxima colaboración.

Se comprobará que no tenga prótesis móviles en la boca, como dentaduras. Usamos un mordedor para evitar que en un reflejo se muerda la sonda. La postura para favorecer el paso de la sonda es con el mentón pegado al pecho.

A la hora de introducir la sonda se hace con cuidado. Cuando se acerca a la base de la lengua se le indica al paciente que trague. También se suele administrar una anestesia en pulverizador en la garganta, para reducir la sensibilidad a los roces de la sonda.

La mayoría de las veces se usa también un medicamento por vía intravenosa que intenta sedar, que no dormir totalmente, para que el estudio sea menos molesto. No obstante, si el estudio se prevé largo o está siendo doloroso, se puede hacer con el paciente completamente dormido.

Se utiliza un protector para que el paciente no muerda la sonda. Aunque también algún cardiólogo se ha llevado un mordisco al meter la sonda.

¿Qué hay que comprobar antes?

Lo más importante es tener claro que la prueba aporta algo. El ecocardiograma transesofágico menos molesto es el que no se hace. Si no nos va a cambiar mucho el tercio es preferible estarse quietecito.

Esta prueba tiene interés en el estudio de endocarditis, en enfermedades valvulares, valorar defectos congénitos, descartar masas o trombos dentro del corazón, y para complementar la información del transtorácico.

Es importante que la persona no tenga enfermedades en el esófago que puedan aumentar el riesgo de que se perfore. Como son divertículos, tumores, erosiones, etc. La dificultad o imposibilidad para tragar, conocida como disfagia también es una contraindicación.

Lo más importante, es no forzar la entrada de la sonda en caso de duda.

El esófago es un tubo elástico bastante resistente pero se puede perforar si lo forzamos o está lesionado previamente

En conclusión

El ecocardiograma transesofágico es una prueba invasiva, pero en principio inofensiva, si se realiza con las precauciones adecuadas.

No es dolorosa si se hace con cuidado y con tratamiento adecuado para mitigar las molestias.

Merece la pena cuando aporta información extra al ecocardiograma transtorácico. Enredar porque sí es una mala práctica.

Seguir las indicaciones del personal que va a realizar la prueba, en lugar de ponernos nerviosos, facilitará enormemente todo el proceso.

Ante cualquier prueba que te propongan, como siempre, pregunta lo que no entiendas y lee bien el consentimiento informado.

Si te has tragado alguna vez un tubo, te espero en los comentarios

Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte los próximos, así como otras novedades, puedes suscribirte aquí a mi lista de correo

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

6 respuestas

  1. A mi me lo hicieron en el hospital Virgen del Roció de Sevilla en el 2003; afortunadamente sin ninguna complicación. Fue para revisarme después de una ablación de Flutter y de Venas pulmonares,cuando me hicieron el de venas pulmonares al pasar de una a otra me pincharon la auricula y tuve un derrame pericardico,que al final solo quedo en un susto.
    Ahora al cabo del tiempo, a degenerado en un Flutter atípico, que me da de vez en cuando, cuando hago un movimiento fisico con la mano izquierda, «Estar acostado y alargar la mano para apagar la luz» «intentar agacharme y coger algo con la mano izquierda» «Hacer fuerza para tirarme un pedo». Cuando me da el pulso es rítmico, pero las pulsaciones se elevan a 100-105 cuando lo habitual en mi son 47 ppm.
    Ya he cogido tanta experiencia que me lo revierto solo. me tiendo en el sofá, alargo el brazo izquierdo para atrás sobre mi cabeza, me giro de lado sobre el costado izquierdo y a los 2 o tres veces que lo haga, salta y se pone ya a 50ppm.
    Se lo he comentado a mi Cardiólogo y me dice que no se lo explica…
    Supongo que ese flutter atípico será como consecuencia de que me quedaría cualquier herida después de esa ablación. También me dice el Cardiólogo que me haga otro estudio Electrofisiológico; yo le respondo que: con la experiencia que tuve, que como que no, y me dice que en aquella época no estaban preparados como están
    ahora
    Saludos cordiales

    1. Buenas Jose. La verdad es que es curiosísimo. Durante ese procedimiento puede producirse esa complicación, me alegro que fuese leve.
      En cuanto a lo que comentas de un nuevo estudio, si «convives» bien con ese flutter, no te recomiendo tocarlo. Un saludo.

  2. A mi me lo hicieron porque tenía mal la válvula mitral. El motivo me dijeron que era para tener más información. No fue agradable, pero pensaba que iba a ser peor. Los profesionales facilitaron mucho la prueba. Gracias por estos artículos.

    1. Pues sí Manuel. El estudio de la valvulopatía mitral es una de las indicaciones más frecuentes.
      Gracias por dejar comentario por aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ya casi estamos...

Introduce tu nombre y correo electrónico para que pueda enviarte la guía gratis

PABLO GARCÍA GARCÍA es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fines y legitimación del tratamiento: suscripción al blog informativo (por consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener la suscripción al blog.
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al usuario: derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos: info@cardiodonbenito.com.

Hola, bienvenid@ ¿puedo ayudarte?

Descarga gratis mi guía para pacientes sobre síntomas y signos en Cardiología y resuelve las dudas más frecuentes que me suelen consultar.

PABLO GARCÍA GARCÍA es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fines y legitimación del tratamiento: suscripción al blog informativo (por consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener la suscripción al blog.
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al usuario: derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos: info@cardiodonbenito.com.