10 preguntas sobre sexo en la consulta de cardiología

Hablar de sexo en la consulta de cardiología suele resultar embarazoso.

Aquí en este artículo repasamos las principales dudas que surgen tras un infarto u otras cardiopatías.

Tras tener una enfermedad de corazón la desinformación puede afectar gravemente a nuestra actividad sexual

¿Son posibles las relaciones sexuales tras un evento cardíaco agudo como un infarto?

En general sí, el principal problema es que sinceramente, pocas veces se aborda el tema del sexo en la consulta de cardiología. Los pacientes tampoco suelen preguntar sobre ello por pudor y asumen directamente que no pueden. Como regla general se podrían retomar con normalidad tras la primera semana.

Deberíamos abordarlo como si se tratase de cualquier otra actividad física, generando la confianza suficiente en nuestros pacientes para que nos consulten sus dudas. Yo aconsejo que retomen su actividad sexual de manera progresiva, igual que otras actividades que les gustase realizar previamente como practicar senderismo o montar en bici.

El sexo se considera una actividad física de intensidad moderada, como puede ser montar en bicicleta

¿Y si se trata de otras cardiopatías?

Debemos preguntarnos qué podemos hacer sin llegar a tener síntomas y eso depende no del tipo de cardiopatía concreta, sino de lo avanzada que esté o de la gravedad de la misma. Además pueden existir otras patologías que nos limiten físicamente como la obesidad o una enfermedad respiratoria crónica.

El sexo se considera una actividad de intensidad moderada cuando lo realizamos con nuestra pareja habitual. Igual que pasear en bicicleta, subir un par de tramos de escaleras, o nadar despacio. Si esas tareas las desarrollamos con normalidad entonces no deberíamos tener problemas con el sexo sea cuál sea nuestra cardiopatía de base.

¿Qué sucede en el caso de aquellas personas que portan marcapasos?

Los marcapasos no suponen ningún problema, una vez la herida quirúrgica del implante ha curado bien. No obstante al ser más frecuente el implante a edades más avanzadas, puede haber otro tipo de problemas debidos a la edad.

Los marcapasos tricamerales o resincronizadores, que son dispositivos que mejoran la fuerza de contracción del corazón en determinadas cardiopatías, al mejorar su capacidad física, les pueden permitir tener una vida sexual de la que antes carecían.

¿Y si llevan desfibriladores?

Estos pacientes pueden haber recibido un choque eléctrico del dispositivo o incluso haber sufrido una parada cardíaca. Esto provoca inseguridades y miedos que son lógicos, por ello son los pacientes que más se van a beneficiar de un consejo médico en este sentido.

El miedo a las descargas del desfibrilador durante el sexo provoca frecuentemente que estas personas eviten completamente las relaciones sexuales durante mucho tiempo. Con frecuencia asocian también problemas de depresión y ansiedad que pueden complicar aún más la situación y afectar negativamente a su calidad de vida.

El desfibrilador actúa al presentarse determinado tipo de arritmias que pueden parar el corazón. Hay que transmitir por tanto, que es un factor que nos aporta más seguridad ante la actividad física, no una barrera para la pareja. Se ha visto que solamente un 2% de choques administrados han ocurrido durante el sexo, siendo mucho más frecuentes en otras situaciones.

Llevar implantado un dispositivo, bien sea un marcapasos o un desfibrilador no es una contraindicación para tener relaciones sexuales con normalidad

¿Existe algún caso concreto en el que no sería aconsejable mantener relaciones sexuales?

Es aconsejable esperar una semana tras un infarto no complicado y de 6 a 8 semanas tras cirugía cardíaca en función del estado de la herida quirúrgica. En pacientes con choques frecuentes del desfibrilador es mejor abstenerse hasta controlar bien las causas.

Tampoco se recomienda cuando tenemos una hipertensión arterial mal controlada, una fibrilación auricular rápida y en definitiva cualquier otra situación que no esté estabilizada.

Como dijimos antes, también en el caso de cardiopatías muy avanzadas cuando tenemos síntomas con actividad física ligera. No obstante, muchas veces estas situaciones son transitorias y una vez corregidas podríamos retomar progresivamente la actividad sexual previa.

Para ello son muy importantes los programas de rehabilitación cardíaca, que guían a los pacientes en su recuperación y que por desgracia no están implantados en todos los hospitales.

¿Cuáles son las principales dudas sobre sexo en la consulta de cardiología?

Hablar de sexo en la consulta de cardiología suele resultar embarazoso, pero hay que hacerlo para evitar prejuicios y temores injustificados

Me preguntan generalmente si pueden utilizar sildenafilo (Viagra) con seguridad, si es compatible con su patología u otras medicaciones que toman. En relación a esto hay que aclarar que no está contraindicado en ningún caso, salvo que se tomen conjuntamente medicamentos que contengan nitroglicerina (en forma de parches o comprimidos).

También buscan alternativas a ciertos medicamentos por problemas de impotencia que relacionan con el tratamiento. La mayoría de veces esto está exagerado por el propio paciente o su pareja. Por normal general, los pacientes de más edad y las mujeres suelen ser mucho más reacios a plantear dudas. En pocos casos, al irse de alta del hospital tras un infarto me han preguntado directamente “cuándo” y “cómo” retomar sus relaciones.

¿Debe la pareja plantear sus dudas sobre sexo en la consulta de cardiología?

La pareja puede experimentar los mismos miedos e inseguridades. Miedo a hacer daño o a recibir una descarga del desfibrilador, por ejemplo. La ausencia de relaciones impacta negativamente en su calidad de vida pero suelen cohibirse porque piensan que pueden perjudicar a la persona que ha sufrido el evento.

Por tanto, es importante que reciba todas las explicaciones respecto al sexo en la consulta de cardiología. Y que se aclaren todas sus dudas para evitar temores injustificados, ni que asuman un rol sobreprotector. Esto último es particularmente frecuente en el caso de las mujeres.

La actitud que adopte la pareja es muy importante en el paciente que ha sufrido una cardiopatía

¿Se perciben de manera excesiva los efectos de los fármacos sobre la líbido o la impotencia?

Los pacientes antes de tomar un determinado fármaco, si conocen los posibles efectos secundarios, pueden padecerlos en una proporción mayor. Se conoce como efecto nocebo, siendo un paradigma la relación entre los betabloqueantes y la disfunción eréctil. En este caso particular se ha estimado que el número de casos anuales de impotencia por betabloqueantes es de 3 por mil, lo cual es una proporción muy baja.

En la mujer los betabloqueantes pueden alterar la líbido y ciertos diuréticos pueden producir sequedad vaginal. Aquí lo importante es que no se retiren terapias que son beneficiosas sin antes consultarlo con el especialista ya que siempre hay alternativa como cambiar de tipo de medicamento, usar tratamientos para la disfunción eréctil, lubricantes, etc.

¿Hay que dejar el sexo de forma preventiva tras el infarto?

Como norma general no. Tras el infarto se debería pedir información al especialista, ya que como hemos visto cada caso difiere y hay otros canales para informarse que pueden provocar un exceso de alarmismo como las amistades o algunos foros de internet.

En líneas generales, el sexo es una actividad física placentera que no va a perjudicarnos por lo que la abstinencia es absurda, más si hacemos otras cosas similares sin síntomas. Se debe practicar de manera progresiva. No conviene darse plazos, para no derivar en un exceso de ansiedad.

¿Podrían tenerse relaciones sexuales con normalidad o habría alguna práctica desaconsejada en función de los casos?

Debemos estar descansados y evitar tomar alcohol o comidas copiosas antes. Son preferibles posturas cómodas, no extenuantes, que no nos opriman ni nos impidan respirar con facilidad. La penetración o el sexo oral nos van a exigir más físicamente por lo que debemos empezar por besos y caricias que pueden ser suficientes inicialmente.

El sexo anal supone una mayor demanda energética, provocando más alteraciones del ritmo y la frecuencia cardíaca. Por ello si es una práctica habitual o deseada por la pareja sería aconsejable antes evaluar la condición física con una prueba de esfuerzo. También es conveniente recordar que el practicar sexo con una pareja no habitual se asocia a un riesgo mayor.

Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte los próximos, así como otras novedades, puedes suscribirte aquí a mi lista de correo

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ya casi estamos...

Introduce tu nombre y correo electrónico para que pueda enviarte la guía gratis

PABLO GARCÍA GARCÍA es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fines y legitimación del tratamiento: suscripción al blog informativo (por consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener la suscripción al blog.
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al usuario: derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos: info@cardiodonbenito.com.

Hola, bienvenid@ ¿puedo ayudarte?

Descarga gratis mi guía para pacientes sobre síntomas y signos en Cardiología y resuelve las dudas más frecuentes que me suelen consultar.

PABLO GARCÍA GARCÍA es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fines y legitimación del tratamiento: suscripción al blog informativo (por consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener la suscripción al blog.
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al usuario: derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos: info@cardiodonbenito.com.